Robo de patinetes. El principal problema de las compañías de sharing de patinetes eléctricos.

Aunque parezca una película de ciencia ficción, es la realidad. En los últimos meses, las empresas de sharing de patinetes eléctricos han inundado las calles de Madrid y están inundando las calles de las principales ciudades europeas.

Tras la negativa de muchas ciudades por la problemática de los estacionamientos en todo tipo de lugares de la ciudad, muchas ciudades han empezado a dar licencias para que las empresas interesadas puedan ubicar sus patinetes eléctricos en las aceras de la ciudad, pero limitando las zonas de aparcamientos por barrios.

Tras la solución al primer inconveniente, en los últimos meses están apareciendo otro tipo de problemas, el que más llama la atención es el robo masivo de los patinetes eléctricos de este tipo.

Al estar estos vehículos totalmente desprotegidos por los rincones de las ciudades, muchos delincuentes lo ven como algo tan sencillo como subirlo a una furgoneta o incluso a un coche. Los delincuentes pasan a desarmar los patinetes para posteriormente venderlos por piezas en el mercado de segunda mano.